viernes, 13 de julio de 2012

LA IMPORTANCIA DE LAS PROPORCIONES

Una de las primeras cosas que aprendí cuando empecé mi formación como personal shopper fue a distinguir un buen look de un look deficiente basándome en las proporciones: un largo de un vestido, un cuello, volúmenes donde no se debe, rayas inapropiadas o la largura de una manga son detalles que pueden arruinar completamente un outfit o, cuanto menos, hacerle un flaco favor a su portadora.. 
¿Cuántas veces hemos visto el mismo vestido maravilloso en el cuerpo de diferentes mujeres y cambia un mundo o cuántas veces llevamos algo que nos encanta, nos miramos en el espejo y vemos que hay un fallo pero nos cuesta saber cuál es?
El post de hoy es gráfico pero a la vez muy ilustrativo de esto que os digo: he recopilado algunos ejemplos de looks que, en la mayoría de los casos, pudieron ser perfectos pero se quedaron en eso, un poder. Hay otros que constituyen un despropósito absoluto, ya sea por el vestido en sí o en el estilismo creado pero en todos los casos observad muy bien lo que os comento, porque a veces es un pequeño detalle pero resta puntos al estilismo, y eso es lo que hay que evitar.
Empezamos!
Eva Longoria podría ir perfecta pero los peep toes abotinados evitan el sobresaliente y le  restan altura
Ivanka Trump lleva unas sandalias divinas pero el largo y la ausencia de  escote de su J Mendel  perjudican su figura
El Chanel de Lilly Collins ¿no os parece que la hace parecer un retaquito? La melena suelta no le favorece, debería llevar el pelo recogido en un moño alto y más tacón con esa largura de la falda
Una mujer como Fergie no puede llevar un vestido a esta altura de la pierna,  suspenso para su Calvin Klein
El J Mendel de Sharapova es precioso pero el cuello caja rompe el escote y su silueta
Cuestión de matices: Ashley Green está muy guapa con este Michael Kors pero estaría perfecta con la falda unos cm más corta
Chloe Moretz no tiene curvas para resaltar con este Max Mara: suspenso al volumen en las mangas y también al largo del vestido
Y si la anterior no tiene curvas nuestra Kim compensa las suyas y las de Chloe con este Valentino al que hay que unir un largo y un calzado completamente inadecuado
Shailene Woodley se echa varios años con este Mary Katrantzou de estampado imposible y corte anodino
Y el Viktor & Rolf de Ginnifer Goodwin es un total despropósito por volúmenes, corte y largura..
Como el Dior de Marion Cotillard, que le viene grande por todos lados  por no hablar de cómo le sienta la gama cromática

¿Y Kerry Whasington? ¿No creéis que ese corsé con esa mini tan mini es un espanto? 
Como habéis podido comprobar, al margen de que os gusten más o menos los looks, lo que quiero que distingáis (y aprendáis a evitar) es la diferencia entre un buen corte, un buen escote o un largo de falda.. son pequeños detalles que arruinan un estilismo al mismo tiempo que eliminan cualquier atisbo de proporción. Y no hace falta que os recuerde que un cuerpo proporcionado, ya sea por sí mismo o a través de ciertos detalles, es la clave de un buen outfit y de la belleza de toda mujer (más flaca, más alta, más gorda o más baja, pero siempre proporcionada!)
Espero que os haya resultado útil la información, es importante que conozcáis vuestro cuerpo y sepáis qué puntos resaltar y cuáles disimular (y si no lo sabéis, para eso estamos!).
Muchos besos!!!

3 comentarios:

  1. Muy buena la entrada, tienes toda la razón!!!
    Un saludo
    www.guapayconestilo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Una entrada muy interesante! besos

    ResponderEliminar

Gracias por comentar, tu opinión es muy importante para mí!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...