domingo, 28 de noviembre de 2010

TARDE CON JULIA ROBERTS Y "COME, REZA, AMA"

De tod@s los que me conocéis es bien sabido que Julia Roberts es mi actriz favorita (y le debo un post por mil cosas, por gran actriz, gran mujer e icono de estilo). Ya de bien jovencita fui con mis padres a ver Pretty Woman y, desde entonces, sus películas se han convertido en parte de mi vida..
Esta tarde he visto Come, reza, ama , su último estreno y no me ha decepcionado, es más, me ha dado mucho en que pensar.

La película yo creo que busca eso mismo, darnos qué pensar. Buscamos la felicidad de muchas maneras: estudiamos para encontrar un trabajo que nos satisfaga, buscamos el amor de nuestra vida, la casa perfecta, dinero para vivir mejor, tener hijos que vivan aún mejor que nosotros, viajar más, llevar modelos exclusivos.. nos marcamos constantemente retos que no ayudan a nuestra felicidad sino a encontrar la insatisfacción constante por no tener todo aquello que anhelamos. ¿Para qué? En la película Liz, la protagonista, tiene aparentemente todo lo que anhela sin embargo no es feliz así que decide romper con todo y se toma un año sabático. Al final, no os voy a desvelar la trama, pero consigue la felicidad en las cosas más sencillas.
Yo me he pegado mis casi 32 años esperando: esperando al amor de mi vida (q pasó sin poderme aferrar a él), esperando trabajar como publicista en una gran agencia (cuando en realidad lo que me apasiona es el mundo de la belleza y de la moda), esperando una talla 38 (que también pasó) y esperando tener dinero para hacer mil cosas. Pues bien, ahora, con el paso de los años, ya no espero tanto de la vida, y es verdad que me pongo constantemente retos y sueño despierta porque para mí es importante tener ilusiones y no encasillarme, porque pienso que valgo mucho más que para acatar órdenes de los demás sin encima recibir compensaciones y porque, de mi pasión por la belleza y por la moda pienso que puede salir algo bueno, al menos que me haga feliz. ¿Y sabéis qué? No me equivoco. Al igual que Liz, pienso que hay que buscar la felicidad en el día a día, y hoy, esta tarde, he encontrado la felicidad en mi tarde de mantita y sofá, en mi ducha reparadora y estrenando la cremita de cuerpo que me regaló una amiga: Rose The One.
Mi crema corporal Rose The One de D&G
No tengo el gusto de tener el perfume, pero su aroma es súper especial, romántico pero chispeante, no sé, reparador. Me ha hecho sentirme mejor al igual que la película y el haber escrito un ratito, porque este mi pequeño espacio contribuye últimamente a sacarme muchas sonrisas así que lo mejor que he hecho este año ha sido decirme a abrirlo y compartir mi visión de las cosas con vosotr@s.
Para acabar deciros que no olvidéis que, y a pesar que yo muchas veces lo haga, no hay que guardar nada para un día especial, porque cada día, cada momento, puede ser un momento especial para uno mismo.
Un besito y feliz tarde de domingo!
Scarlett, una gran embajadora para Rose The One


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar, tu opinión es muy importante para mí!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...